Saltar al contenido

¿Duele hacerse un Tatuaje?

¿Duele hacerte un tatuaje?

Los tatuajes son controversiales y a la vez una obra de arte, la gran pregunta para muchos es ¿duele tatuarse? Al parecer ese miedo al dolor es la piedra de tranca, para que más personas se atrevan a experimentar con un tattoo en su cuerpo.  Claro está, cada individuo es diferente y cada parte del cuerpo tiene su tolerancia distinta al dolor. El  cuerpo humano es así, hay zonas que son más delicadas por el grosor de la piel y otras áreas mucho más sensibles.

Pero, respondamos a tu inquietud, ¿Duele grabarse la piel? Pues claro que sí, y para que lo entiendas, tienes que saber qué implica la técnica de impregnar tinta en la piel.

Cómo se graba un tattoo

Hay varios pasos que se realizan para que la sesión de tatuarse sea la adecuada, por ejemplo:

  • El tatuador se lava y desinfecta sus manos, para luego colocarse los guantes quirúrgicos, y mascarilla.
  • Se desinfecta la zona o área a tatuar del cliente. Y te explicará parte del procedimiento.
  • El tatuador prepara el equipo esterilizado, con agujas muy finas y las inserta en la pinza de tatuar.
  • Pasa a continuación, a delinear todo el contorno de la figura a grabar, es similar a un rasguño o un leve pellizco. Seguidamente, va limpiando con jabón antiséptico.
  • Luego, cambia la aguja a una de mayor grosor y comienza a impregnar la tinta según el diseño. Mientras lo realiza va limpiando la zona. Esta parte de grabar el colorido puede suponer el dolor mayor, ya que las agujas son más gruesas y la inyección de tinta para algunos es como una fuerte raspadura o tallar la piel.

La tolerancia al dolor

Como entenderás el dolor es inevitable. Y todo dependerá de algunos casos de tu condición mental. Por eso, la sensación de dolor puede ser muy diferente de persona a persona.  Algunos establecen una regla de no dolor, dolor soportable y dolor insoportable.

Lo cierto es que, la distancia entre escala y escala la colocas tú mismo. Al final, tu eres quien está en la camilla sintiendo. Ese umbral de dolor puede controlarse o disciplinarse, pero se requerirá fuerza mental. Pero de que duele, duele, así que te mencionamos las zonas del cuerpo más o menos propensas al dolor.

3 zonas menos propensas al dolor

Las áreas que menos duelen para tatuarse son las que tienen músculos. Por ser estos capaces de aguantar esfuerzos y tener menos terminaciones nerviosas. Te apuntamos por lo menos 5:

  • Brazos: Ya sea en la parte inferior o superior, la piel de los brazos es densa y su musculatura ayuda a disipar el dolor.
  • Muslos y glúteos: Por la cantidad o capas de piel resulta ser una zona muy tolerante al dolor.
  • Hombros: La parte amplia y superior del hombro reíste por su musculatura el dolor con facilidad. Pero ya bajando hacia el omóplato, el dolor puede ir acrecentando porque la capa de piel se va haciendo más delgada.

3 zonas más propensas al dolor

  • Cadera: Puede ser en verdad doloroso. Los huesos están cerca de la capa externa y la resistencia al dolor puede llevarte al límite.
  • Intercostal o costillas: Aunque tu condición sea atlética esta zona representa un verdadero dolor, a veces hasta insoportable por la cercanía de los huesos.
  • Rodillas, codos y tórax: La razón prevalece, pocas capas de piel, cercanía a la parte ósea y muchas terminaciones nerviosas que activan el acto reflejo.

Finalmente, si tienes el deseo de grabar en tu piel un tattoo, toma en cuenta lo leído. Y mucha fuerza mental para que puedas controlar tu tolerancia al dolor.

Elige la zona para tus Tatuajes:

¿Todavía quieres hacerte un tatuaje? Te mostramos algunas zonas para tatuarse que mucho eligen y Diseños Increíbles:

Conoce todo sobre el diseño de tatuajes.